info@gaulas.com   +34 687 619 021
De afición a pasión. “Finca la Solana” 2012-13
30 Sep

De afición a pasión. “Finca la Solana” 2012-13

A comienzos de los años 80 del siglo pasado, nuestro Ministerio de Agricultura había identificado claramente el gran potencial de la Montaña de Alicante. Se consideraba  entonces que esta comarca podía llegar a constituir en el futuro una denominación de origen.

Más de 30 años después, la Montaña es una de las ocho demarcaciones reconocidas por la DO Aceites de la Comunidad Valenciana, y algunos de los AOVEs allí elaborados han alcanzado un gran reconocimiento y prestigio.

En este precioso rincón mediterráneo, entre sierras pobladas de pinos y un sinfín de hierbas aromáticas, la empresaria barcelonesa Carmen Huguet y su marido Enrique adquirieron una finca denominada “La Solana”, que comprendía algunos terrenos de olivar muy abandonados. Con la inestimable ayuda de Fernando Antón iniciaron su recuperación, y lo que comenzó siendo una simple afición se convirtió pronto en una viva pasión cuyo resultado podemos ya disfrutar embotellado.

“Finca la Solana” 2012-13 está elaborado con las variedades Blanqueta y Villalonga. Se trata un AOVE de frutado verde de mediana intensidad, con notas de verdura y de hierba, y recuerdos de manzana y almendra. El boca resulta bastante dulce, con un amargor y picor igualmente de intensidad media. Es, en su conjunto, un aceite muy agradable y equilibrado.

El olivar valenciano se caracteriza por la gran heterogeneidad de variedades cultivadas, muchas de ellas autóctonas y otras foráneas, lo que proporciona a sus aceites una gran diversidad sensorial y una personalidad diferenciada.

Sierra de Mariola, Alicante.

Noticia4_2Blog

La Villalonga es la variedad principal en el norte de Alicante y en Valencia, y se encuentra igualmente en la portuguesa comarca de Elvas y algo en Italia. La Blanqueta, que debe su nombre al tono blanquecino que adquiere en la maduración, es de origen valenciano y está también difundida por Alicante y Murcia.

La producción de “Finca La Solana” es pequeña aún y se distribuye de forma local y entre clientes y amigos. Sin embargo, sus propietarios no descartan ampliar su comercialización en próximas campañas. Afición, pasión y quizás en un futuro ¿profesión? En todo caso, irremediablemente rendidos al poder de seducción del olivo y sus frutos.

Deja un comentario